Google+

Cierre Asamblea General 2014

Liturgia: Oración a cargo de Hna. Cecilia Duarte c.p.

Canto: “ We walk by faith ”

Carmen Gloria nos invita a observar las figuras dibujadas con lana en el piso, y pregunta que nos sugiere esto que vemos .

ü  Me llama mucho la atención la conexión entre los colores, todas salen de una misma fuente, algunos empiezan otros terminan pero están entrelazados entre sí

ü  Veo la unidad en la diversidad, lo relaciono con el modelo orgánico. Todos funcionando desde un mismo punto. Muchos distintos.

ü  Hay dos hilos que no se juntan , eso me incomoda un poquito

ü  Para mi me represento el universo y la expansión de la creación, que se expande y toca la vida.

ü  Con la diversidad de los círculos veo una cruz que la lleva un grupo de mujeres, toca la realidad en la cuál vivimos.

Queríamos presentar esto como tierra, donde caminamos, construimos, armamos redes, desde el modelo orgánico. Es vida que construimos juntas.

Vamos a escuchar la Palabra, leemos el evangelio de Mateo (la semilla del grano de mostaza).

  • ¿Qué semilla estoy dispuesta a plantar para seguir caminando juntas con esperanza hacia el futuro?

Estoy dispuesta a plantar la semilla de:

ü  Riesgo

ü  Disponibilidad y apertura

ü  Respeto , reverencia

ü  Conversión del corazón

ü  Entusiasmo por el MO y por PPV

ü  Esperanza en el MO

ü  Unidad

ü  Compasión

ü  Confianza

ü  Compartir

ü  Confianza que el Señor camina con nosotras

ü  Esperanza

ü  Alegría en el compromiso

ü  Confianza en Dios y en el otro

ü  Alegría

ü  Alegría por la Palabra proclamada al modo de Francisco

ü  Carisma

ü  Escucha y paciencia

ü  Escuchar corazones

ü  Reflexión

ü  Generosidad y servicio

ü  Despertando conciencia

ü  Servicio y esperanza

ü  Esperanza y alegría

ü  Apertura

ü  Carisma de MMJ

ü  Movimiento de yo a nosotras

ü  Riesgo y coraje

ü  Alegría y estar en contacto

ü  Diálogo y disponibilidad

ü  Visión más amplia, mirar al mundo como mi tierra.

ü  Gratitud.

Escuchamos la canción “La belleza de la trama”.

Toma la palabra Eileen Fucito c.p.

Quiero agradecer a Mary Ann Strain por todo su trabajo con el website, para que puedan compartir cuando lleguen a sus casas con sus Hermanas.

Agradecer también a Salomé por haber sido paciente con nosotros.

Hna Cecilia c.p. toma la palabra.

Al concluir esta Asamblea con profundo agradecimiento a nuestro Dios que se hace presente en nuestras búsquedas de fidelidad, comparto la oración de nuestro mártir argentino Enrique Angelelli:

Señor, te pedimos este día que nos des a cada una de nosotras , valentía coraje y decisión, porque hay mucho por hacer, casas dignas para tantos que son tus hijos

Hay que hacer y buscar fuentes de trabajo porque no hay pan, hay que buscar no sabemos cuantas soluciones para curar enfermedades. Hay que solucionar los problemas de educación y el descanso.

Cuantas cosas te tendríamos que pedir, Señor te pedimos por nosotras mismas una cosa fundamental , que nos hagas fiel, que no nos cansemos nunca de pronunciar tu nombre y caminar con nuestros pueblos , ayudándonos a que todos pechemos juntos, amén.

Toma la palabra Marie McNeice c.p.

Y el SEÑOR dijo a Abram: Vete de tu tierra, de entre tus parientes y de la casa de tu padre, a la tierra que yo te mostraré. Haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. (Génesis 12:1-3 )

Recibimos la llamada a dejar la tierra que nos es conocida, la tierra de nuestro Padre a donde nuestros corazones pertenecen. Dar todo, por algo nuevo, extraño, no familiar. Mi plegaria es : “Escuchemos el llamado” con coraje, gracia y gratitud, así vamos a responder.

Eileen Fucito c.p. tomá la palabra:

Elegimos como lema para esta Asamblea “Caminar juntas hacia el futuro con esperanza”.

Estamos caminando, caminar no es el modo de transporte actual, es muy lento. Cuando caminamos, vemos, olemos, escuchamos lo que pasa alrededor.

Elegimos caminar , elegimos un modo de vida diferente al que estamos acostumbradas, un nuevo paradigma. El cambio no va a venir a la velocidad de un mensaje de texto.

El camino no va a ser suave, vamos a tentarnos en tomar un atajo. Hay que tener paciencia, vivir el día a día con la mente atenta ¿Qué estoy haciendo? ¿Porqué lo hago¿ ¿A donde quiero ir? La reflexión contemplativa nos lleva a prepararnos para el discernimiento, acercarnos a las cosas del Espíritu.

El primer movimiento hacia el futuro tiene que suceder en el corazón.

Estamos caminando JUNTAS.

La otra noche cuando cantamos juntas me sorprendió lo fácil que nos resulta interrelacionarnos, había tanta alegría, se la podía sentir. Y sucedió lo mismo a lo largo de todos estos días. Nos llevamos muy bien.

Esto no sucedió de la noche a la mañana,

A lo largo de los años recibimos la bendición de llegar a conocernos unas a otras a través de provincias y regiones.

El hecho de que seamos una congregación pequeña facilita mucho las relaciones.

La comunidad es más que mi área o provincia , debemos vernos a nosotras mismas como una unidad; una sola comunidad que tiene miembros en 5 continentes. Pero cuando nos vayamos de acá y regresemos a nuestros países y comunidades puede ser fácil olvidarlo.

La unidad se construye con una relación a la vez. Las que hemos tenido la bendición de asistir a reuniones internacionales como esta Asamblea General tenemos experiencia de primera mano y la riqueza en nuestras distintas culturas y también las diferencias.

Escucharnos auténticamente unas a las otras y tratar de comprender el sentido detrás de las palabras es un desafío, pero es un desafío bendito. Eso no puede concluir cuando nos vamos de acá.

Cada una de nosotras tiene que encontrar caminos para mantenerse en contacto con las Hermanas con quienes nos encontramos acá y a quienes no conocemos muy bien. Incluso llegar a conocer mejor a una Hermana es un paso hacia delante para alcanzar la unidad entre nosotras.

Caminamos juntas hacia el futuro.

Tenemos un futuro. Sobre eso no hay duda. Hay vida desde la más joven hasta la más anciana entre nosotras. Donde hay vida hay futuro.

Si bien tenemos planes y propuestas no sabemos cómo será ese futuro. No hablo pensando en el 2020. No sabemos qué nos espera en nuestro camino como comunidad mañana o dentro de seis meses o dentro de un año. Estar en la vida religiosa hoy significa estar en un territorio desconocido.

Hace noventa años cuatro Hermanas llegaron a este país para comenzar una nueva misión. No tenían planes ni propuestas, ni pautas sobre como iniciar una nueva fundación.

Intuyo que se levantaban cada mañana ponían un pie delante del otro y hacían lo que había que hacer.

Ellas y nuestras Hermanas fundadoras eran auténticas hijas de Elizabeth Prout. Como ella ponían su confianza en Dios y seguían andando.

Hoy nosotras fundamos algo nuevo. La vida religiosa ha cambiado radicalmente en los últimos 50 años.

Somos pioneras de un futuro desconocido. Pero no estamos solas, ni nos encontraremos a la deriva si mantenemos nuestros ojos en Jesús que nos convoca a seguirlo.

Es en el evangelio donde encontraremos la hoja de ruta para el futuro. La mayor garantía es escuchar a Jesús que nos repite una y otra vez “No teman” .

Cuando Jesús viene a nosotros y nos pide que salgamos de la barca de nuestra seguridad, podemos hacerlo.

Y si, como Pedro, empezamos a titubear podemos confiar en que Jesús estará ahí para sostenernos alentarnos y eliminar nuestros temores.

El futuro de nuestra congregación está en nuestras manos. Nosotras estamos en las manos de Dios y eso es lo que nos da la fe y el coraje para seguir moviendo “los postes” de los cuáles habló el P. Clemente ayer.

Hermanas, cuando salgan de aquí regresan a sus casas llevando un don precioso, es el don de todo lo que sucedió en estos días.

Es un don que deben compartir con sus Hermanas en las comunidades de sus Provincias, áreas.

Además de los planes que cada grupo hizo para compartir esta experiencia. Hay muchas maneras informales de lograrlo.

Ustedes y yo fuimos elegidas y delegadas para hacerlo. Compartir la experiencia es el primer paso.

Acompañarnos unas a otras en el camino hacia un estilo de vida diferente, más holístico, en la aventura de cada día.

Mi oración para cada una de ustedes, que partirán de aquí hoy con enorme alegría en sus corazones.

Dios ha hecho grandes cosas por nosotras, nos ha colmado con su amor, nos ha bendecido con el Carisma más maravilloso para mantener viva la memoria del acto de amor redentor de Jesús.

Camina a nuestro lado, sus hijas benditas.

A través del profeta Sofonías promete:

“El Señor nuestro Dios está entre ustedes, un guerrero que les otorga la victoria.

Se regocijará con ustedes con alegría; los renovará en su amor; se regocijará con ustedes con cantos como en un día de fiesta.”

Hermanas, vayan con alegría y gratitud. Su Dios está con ustedes.

Declaro cerrada la Asamblea Congregacional 2014.

Eileen da por terminada la Asamblea y todas las Hermanas firman el acta de acuerdo.

Leave a Comment

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close